Los días son más cortos y nuestras prendas de vestir, más largas. Llega el otoño y, pese a su lado positivo, hay quienes aseguran sentirse especialmente cansados. ¿Puede ser que todavía estemos pensando en las vacaciones que acabamos de dejar atrás? ¿Que falte mucho para nuestro próximo descanso? A continuación le proporcionamos una serie de consejos para permanecer activo en otoño.

¿Cuál es el origen de la astenia otoñal?

En primer lugar le explicamos por qué en otoño nos sentimos notablemente más cansados y desanimados que en la estación que lo precede. Como no podía ser de otra manera, el principal motivo es el sol. Debido a que en otoño los días son más cortos que en primavera y verano, hay más horas de oscuridad al día. Por este motivo, nuestro cuerpo genera una mayor cantidad de la hormona denominada melatonina, también conocida como la hormona del sueño.  Dicha hormona es responsable de los ritmos cardiacos, es decir, de nuestro ritmo día-noche. Por eso, se habla de alteración de la melatonina en aquellas personas que trabajan en turnos o que, debido a viajes de largas distancias, tienen que cambiar la hora, y no solo en sus relojes. En otoño e invierno, el nivel de melatonina aumenta debido a la escasez de luz solar,  lo que en consecuencia produce cansancio, trastornos del sueño y estados anímicos depresivos. Hemos recopilado unos consejos que le ayudarán a evitar estos síntomas.

 

Salir a tomar aire fresco.

El otoño no es oscuro y deprimente, sino que tiene un lado muy colorido. Disfrute de las maravillas del otoño y recargue literalmente sus pilas con sol y energía. Aunque anochezca más temprano y ya sea de noche cuando salga del trabajo, cambie el coche por la bici o bájase un par de paradas antes del autobús o del metro para hacer el resto del camino a pie. Tome su descanso del mediodía al aire libre para disfrutar de los rayos de sol. También puede dar un paseo relajante por el parque o el bosque, ya que el crujido de las hojas bajo nuestros pies hace que las nubes grises nos parezcan más bonitas.

 

Tome alimentos ricos en vitamina D.

Tome alimentos ricos en vitamina D.

Como ya sabe, el sol influye en nuestro estado anímico. La vitamina D es una de las vitaminas de la cual tenemos falta con más frecuencia. Las mejores fuentes de vitamina D son los aceites de hígado de pescado así como los pescados de agua salada como las sardinas, los arenques, el salmón y las caballas. Para evitar la falta de vitamina D deberíamos comer pescado todos los días, lo que resultaría bastante monótono. Los alimentos vegetales contienen ergosterol, que actúa como una provitamina para producir vitamina D y que podemos encontrar en las espinacas, el repollo, los brotes de cereales y las semillas de girasol. Las setas cuentan con un alto contenido de ergosterol por lo que proporcionan cantidades importantes de esta vitamina D. En 100 gr. de los siguientes productos se encuentran estos porcentajes de las necesidades diarias de vitamina D de un adulto: champiñones, un 40 por ciento, en los rebozuelos, un 45 por ciento, en los boletus, más de un 60 por ciento. También en los champiñones cultivados, en los champiñones ostra y sobre todo en el Shiitake, fresco o deshidratado, hay una gran cantidad de ergosterol. Las setas que mejor sabor tienen, son las que uno mismo encuentra. ¡Así que al campo a buscar setas que nos proporcionen vitamina D! Si no tiene mucha suerte en su búsqueda, puede emplear preparados de vitamina D que le proporcionen el complemento óptimo para una alimentación equilibrada.

 

Haga del otoño la estación de las barbacoas.

Manzanas, castañas, calabazas o setas: el otoño tiene muchos alimentos únicos que ofrecer. ¿No le gustaría sacar la barbacoa del garaje y usarla de nuevo en otoño? ¿Quién dice que en esta estación no podemos poner sobre la parrilla un jugoso trozo de carne o de pescado, unos boletus o unas sabrosas brochetas de verdura con calabaza? ¡Ponemos un par de éxitos del verano y con eso ya estamos de fiesta otra vez! Como postre podemos tomar un Strudel de manzana (pastel alemán que se sirve caliente) con helado de vainilla y ahora sí que habremos dejado atrás el mal humor. Recuerde evitar comer demasiados alimentos con alto contenido en hidratos de carbono, ya que puede hacernos engordar. Pero como pequeña excepción, una barbacoa de otoño está más que justificada.

Introduzca los colores del otoño en su casa.

Ya es suficiente con que el cielo esté gris y oscuro y con ver cómo la niebla cubre las calles y los campos. No puede culparse a nadie que no disfrute de tales vistas. Por eso es importante sentirse a gusto entre nuestras 4 paredes. Haga de su hogar un oasis al cual le guste llegar tras dar un paseo. Los colores adecuados le harán sentir más animado. Así que ya sabe: deshágase de la decoración gris y póngale un poco de color a su hogar. Cortinas, manteles y alfombras coloridas o incluso un ramo de flores frescas de otoño darán alegría a su hogar. Los más atrevidos pueden ponerse calcetines de colores,  seguro que así les saca una sonrisa a sus compañeros de trabajo.

 

Aromas que mejoran el estado de ánimo.

Aromas que mejoran el estado de ánimo.

Los aromas agradables le ayudarán a sentirse bien ya que  despiertan emociones e influyen en nuestros sentimientos, nuestro cuerpo y nuestro alma. Emplee aceites y velas perfumadas para aumentar su bienestar. Si no tiene un quemador de aceites, puede poner un paño impregando sobre un radiador. En otoño e invierno, la mayoría de las personas prefieren aquellas fragancias que evocan calidez y tranquilidad,  para lo cuál el anís es perfecto. La canela también evoca seguridad,   el palo de rosa y la naranja son antidepresivos y la   mandarina refuerza el equilibrio interior. El suave aroma de la vainilla tiene un efecto estabilizador y crea un ambiente agradable. Todas estas fragancias propiciarán una atmósfera otoñal fantástica. Como nuestra nariz se acostumbra rápido a los olores, no olvide que menos es más:   ventile la habitación con cierta frecuencia para no tener que aumentar la dosis continuamente. Consejo: aquellas personas a quienes no les guste emplear este tipo de aceites, pueden usar champús, geles o cremas corporales con estos aromas. De esta manera, nuestra ducha será como un spa. ¡También puede recibir un masaje revitalizante de su pareja con aceite de vainilla! ¡Buen humor garantizado!

 

¡Sea positivo!

Intente no ver únicamente el lado oscuro del otoño, sino busque siempre el lado colorido, porque en este sentido el otoño tiene mucho que ofrecer. El juego de colores de las hojas de los árboles es una de esas maravillas que contemplar, ¿o no? Seguro que cuando era un niño saltaba sobre los montones de hojas secas. ¿Quién ha dicho que no puede hacer lo mismo ahora que es adulto? Libere el niño que hay en sí y disfrute del otoño. Y, por favor, no se olvide de compartir su buen humor. Propóngase sonreír a los desconocidos con los que se tope por la calle durante la semana. Seguro que alguien le devuelve la sonrisa.

En resumen, si nota que el otoño empieza a afectarle, ponga en práctica uno de nuestros consejos y comprobará lo fantástica que puede ser esta estación.

Productos relacionados
  1. Vitamin C Ultra

    Vitamin C Ultra

    ¡Refuerce su sistema inmunológico!

    60 cápsulas

    34,90 €
  2. Vitamina D3 Complex

    Vitamina D3 Complex

    ¡Para épocas con poca luz solar!

    60 cápsulas

    34,90 €

Consejos para superar la astenia otoñal

¿Echa de menos el verano? ¿Sus agradables temperaturas? ¿Darse un baño? ¿Las largas tardes estivales? Muchas personas no solo echan de menos esta estación del año, sino que la falta de sol afecta a su estado de ánimo.

Blog de la salud